¿Pagarías 1000 dólares para aprender a ser emprendedor?

Recientemente en un grupo de emprendedores alguien preguntó si estaríamos dispuestos a pagar 1000 dólares por un diplomado de emprendimiento

La mayoría de las personas dijo que no, a algunos les pareció barato respecto a algunos que cuentan 5000 USD y otros si estaban dispuestos a pagar con previa revisión del pensum, experiencia de los profesores y prestigio de la institución.

La discusión resultó bien interesante porque descubrimos que más allá del dinero debemos analizar en primera instancia nuestra situación como emprendedores y como siempre responder a las preguntas clave ¿Para qué? y ¿Por qué?

Aunque el dinero es un factor importante no siempre es determinante. ¿Por qué? Porque si quieres hacer algo, crees en el proyecto y haz hecho tus análisis pertinentes. ¡Adelante! Ya encontrarás la forma de obtener el dinero: te endeudarás, venderás algo, ahorrarás, pedirás donaciones etc.

El meollo del asunto está en pensar que un diplomado  va a darte todas las respuestas para tener éxito en tu emprendimiento.

A continuación, te comparto algunas de mis reflexiones acerca de las capacitaciones sobre emprendimiento:

1.- Ningún diplomado te va a convertir en emprendedor:

Aunque abogo por capacitarse continuamente, si no sales al ruedo, si no pruebas y empiezas a equivocarte, a revisar el mercado y calcular tus propios costos; el diplomado va a convertirse en un lindo certificado enmarcado y colgado en alguna pared de tu cuarto. Todas esas capacitaciones te van a dar las bases teóricas con algunos ejemplos de simulación para que empieces a usar ese conocimiento en tu propia situación.

No hay fórmulas mágicas ni en el diplomado gratuito ni en el de 5.000 USD.

2.- Aprovecha el diplomado para hacer networking:

Sea pago o gratis, online o presencial procura conocer a las personas más allá de la parte académica, como siempre conviértete en alguien colaborador, participa en los ejercicios o investigaciones, haz preguntas  y aprende de  otras industrias que no tengan que ver con tu área. Conecta puntos como diría Steve Jobs.

3.- Revisa la plantilla de profesores:

Este fue un punto bien importante que tocamos en la discusión en el grupo, ¿Qué tan importante es que el profesor sea emprendedor? ¿Esa experiencia agrega valor?

Desde m punto de vista aporta mucho la experiencia que tenga un profesor en un programa de emprendimiento ¿Por qué? Porque va a permitir compartir sus vivencias, va a ser más empático y realista. Sin embargo, esto tampoco es una limitante porque si la materia es de orden legal o  de finanzas  probablemente ese profesor ya haya tenido experiencia en asesorar  a otros emprendedores sin necesidad de haber vendido limonadas en su infancia.

Huye de aquellos profesores que solamente te dan como ejemplos de emprendimientos exitosos aquellos de marcas reconocidas que aparecen en todos los libros de marketing.

Es importante que te den referencias de negocios que no son famosos ni aparecen en Forbes pero si han obtenido resultados positivos y de los cuales puedes inspirarte o identificarte con ellos.

4.- Revisa la institución que ofrece el curso:

A veces los diplomados son costosos porque también se paga por el prestigio de la institución, no es igual hacer el diplomado en una universidad muy reconocida que hacerlo en un instituto que recién comienza.

Aunque las instituciones con prestigio cuidan mucho la calidad de sus cursos, toma en cuenta que también existen organizaciones que ofrecen programas para emprendedores que son gratuitos y excelentes, es por ello que debes investigar antes de lanzarse con la primera oferta de cursos.

5.- Analiza en que estado esta tu emprendimiento.

Si estás empezando y ni siquiera tienes idea de lo que quieres hacer o te sientes un poco perdido, una capacitación te va a ayudar para que obtengas los conocimientos básicos en cuanto al plan de empresas, estrategia, temas legales, financieros y de mercadeo.

Toma en cuenta que no es igual tener un emprendimiento para hacer tortas (sin desmerecer este rubro porque yo misma hago tortas) que tener un emprendimiento que involucre temas de web 3, inteligencia artificial, realidad extendida y todas estas nuevas tecnologías que surgen continuamente porque vas a necesitar recursos muy técnicos y específicos para llevar a buen término tu idea de negocio.

6.- Piensa en grande pero empieza por etapas.

Arma tu proyecto paso a paso, por supuesto los emprendedores debemos pensar en grande pero también hay que aterrizar los sueños y entender que los objetivos se logran con las pequeñas acciones que logramos diariamente. Se necesita constancia, capacidad para aprende de los errores y mucha automotivación.

Por último quiero cerrar con ciertas creencias que están muy centradas en la mayoría de los emprendedores.

Nadie te va a robar tu super idea original que nadie ha inventado hasta ahora. Empieza a trabajar en ella

No es obligado ser emprendedor, puedes ser feliz siendo empleado toda tu vida y eso está bien

Tu negocio no tiene que convertirse necesariamente en una franquicia mundial, puedes desarrollarlo para satisfacer las necesidades de un área de ciudad y eso está bien.

No tienes que dejar tu empleo para dedicarte a tu emprendimiento de lleno. Sólo tu sabes cuáles son tus gastos y tus ingresos. Si tienes deudas, hijos pequeños o personas que dependen de ti, el sentido común y la cautela son claves para tomar una decisión radical.

Después de todos estos factores que te he enumerado fruto de mi experiencia y de otras personas. La pregunta sigue en pie: ¿Pagarías 1000 dólares a alguien por enseñarte a emprender?

Si quieres una sesión 1 a 1 gratis para que conversemos acerca de tu emprendimiento durante 40 minutos, contáctame por mi correo contacto@somosdulceros.com.
No te voy a cobrar 1000 usd y estaré encantada de conversar contigo.

Comparte con tus amigos
Rosa Rangel
Rosa Rangel
Artículos: 2

Deja un comentario